Declaracion de KYOTO, 2001.

18 octubre, 2016 in Sin categoría | Comments (0)

Los niños no son adultos pequeños y tienen problemas médicos y quirúrgicos que son muy diferentes a aquellos encontrados por los médicos de adultos.

Los pacientes en las diferentes edades pediátricas requieren el mejor cuidado médico disponible y tienen el derecho de ser tratados en un ambiente dedicado a su cuidado por especialistas pediatras.

Los cirujanos pediatras son médicos especialmente entrenados en tratar recién nacidos, lactantes y niños de todas las edades (del nacimiento a la adolescencia) con problemas quirúrgicos.

En función de su estricto entrenamiento los especialistas en cirugía pediátrica proveen un amplio rango de opciones terapéuticas y el cuidado médico de alta calidad.

Los cirujanos pediatras diagnostican, tratan y curan problemas quirúrgicos en los niños que incluyen: reparación quirúrgica de los defectos congénitos, trauma, tumores, enfermedades que requieren endoscopia, cirugía de mínima invasión y varios procedimientos quirúrgicos de los niños.

Con el objeto de proporcionar el mejor cuidado quirúrgico posible en los niños, los procedimientos quirúrgicos de cirugía mayor deben llevarse a cabo en centros pediátricos especializados con cirujanos pediátricos certificados y servicio terapia intensiva pediátrica las 24 horas del día, siete días a la semana; así como otros especialistas en niños incluyendo radiólogos, anestesiólogos y patólogos.

Nota: En abril del 2001, en Kyoto, Japón los representantes de los cirujanos pediatras de 71 países de todo el mundo aprobaron la anterior declaración y exhortan a los cirujanos pediatras a promover su difusión, considerando esta como un derecho de cada niño aquejado por un problema con solución quirúrgica.

Comments (0)

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Dejar un comentario